¿Cuál es la forma ideal de movilizarse cuando se viaja con mascotas?

¿Cuál es la forma ideal de movilizarse cuando se viaja con mascotas?

Cuando decidimos viajar con nuestras mascotas es muy importante que tengamos en cuenta varios factores de movilización que pueden o no afectarnos a la hora de desplazarnos de un lugar a otro, ya que dependiendo de la ciudad y del tipo de transporte que queramos utilizar tendremos ciertas restricciones que pueden impedirnos la movilización.

La forma ideal para movilizarnos con mascotas es sin duda el coche particular. Sin embargo, esto no siempre es posible y recurrir al transporte público supone conocer las normas de cada compañía, ya que no hay reglas generales. Si en la mayoría de los países europeos las mascotas pueden viajar gratis en tren, en España esto solo es posible en los de cercanías. Para distancias más largas, Renfe y AVE permiten llevar a un animal por persona (perros, gatos, hurones y aves que no sean de corral) si pesa menos de 10 kilogramos y va en un trasportín con unas medidas determinadas, pero si no se dispone de clase club o preferente hay que abonar un 25% del precio del billete. Las líneas de autobuses obligan a que los animales vayan dentro de su bolsa en el maletero, junto a los bultos, algo bastante estresante para ellos.

Si nuestra opción es viajar en avión debemos contar con que no será un proceso sencillo ya que existen diferentes normas variables de las compañías aéreas y se suman las de los países de destino, muchos de ellos con legislación bastante restrictiva en cuanto a animales. En algunas compañías se aceptan animales pequeños en cabina, siempre y cuando su peso, sumado al del trasportín, no supere un mínimo de kilos. Además en algunos casos deberemos esperar a que nos confirmen que hay plazas para nuestra mascota, ya que solo están permitidos un determinado número de animales en cabina. Por el contrario, también existen compañías, generalmente low cost que no admiten mascotas. La documentación que todo perro debe tener si pretende volar es su microchip, la cartilla de vacunación puesta al día y el pasaporte internacional, que lo facilita el veterinario.

Las líneas marítimas permiten llevar animales, aunque estos no pueden viajar en la parte del barco en la que van los pasajeros, sino en casetas destinadas a ellos. Trasmediterránea permite visitar a la mascota durante el trayecto y en algunos casos, hasta pasearla por cubierta. Los precios dependen del trayecto.

Con éste artículo queremos ofrecer las diferentes opciones de viaje que tenemos para disfrutar con nuestras mascotas esas preciadas vacaciones que tanto hemos esperado, tratando de facilitar muchos trámites y también dándole la comodidad que consideremos pertinente a nuestros pequeños acompañantes.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *