¿Son los perros los que se parecen a sus dueños o es al revés?

¿Son los perros los que se parecen a sus dueños o es al revés?

Las personas que conviven con perros suelen relatar que sus compañeros de cuatro patas se parecen a ellos en su comportamiento y carácter: dormilones, sedentarios, activos, tímidos o tragones. Pero, ¿qué hay de realidad en esta percepción? “De manera instintiva, escogemos animales con características compatibles con las nuestras; y, por ello, al lado de una persona nerviosa, suele haber un perro inquieto, o al contrario, un can tranquilo convive con un dueño pausado”, explica la psicóloga especializada en terapias con animales Carmen Castro.

Ésta decisión inicial no es la única causa por la que personas y canes se parecen, sino que también influye la capacidad de imitación de la mascota. La adaptación al entorno es clave para la supervivencia de un animal y los que dependen de los individuos para cubrir sus necesidades (alimento, cobijo, cariño) y viven en grupo, explotan a fondo sus habilidades imitativas y sociales para sentir empatía y agradar a sus dueños. En realidad, personas y animales somos muy similares. Y este mimetismo que se produce entre los perros y seres humanos que conviven es comparable al que sucede con las parejas, que acaban por parecerse en el carácter y la forma de actuar.

Los animales tienen la capacidad de imitar a las personas dependiendo en gran medida de que su faceta social esté más desarrollada. Por ello, además de los perros, hay otras especies que no son domésticas y que ni siquiera son terrestres, sino acuáticas, pero que poseen la habilidad de emular movimientos y actitudes humanas. Se cree que con intención de jugar y de disfrutar con la interacción de otro ser vivo como por ejemplo  delfines y ballenas.

Los gatos se consideran la excepción de la regla. Éstas singulares y autónomas mascotas,  pese a que comparten techo con humanos no precisan del grupo para sobrevivir en libertad. Aunque cada gato tiene su propia personalidad y siempre puede haber excepciones, en general, son animales individualistas que no tienen tan desarrollada la capacidad de imitación y empatía con sus dueños, como los perros, lo que no impide que sientan apego por ellos, les quieran y sean cariñosos

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *